Una valiosa herramienta para organizar eventos: el mapa de empatía

 

Muchas personas se consideran altamente empáticas, pero a la hora de la verdad, es cierto que a nivel laboral este valor no se aplica al 100%.

 

¿Por qué si somos muy empáticos a nivel personal no lo aplicamos también a nivel profesional?

 

La gran pregunta de muchos. Pero hoy no venimos a hablaros de la empatía en sí, venimos a hablar del mapa de empatía. La gran herramienta que ofrece muchísima información de forma sencilla y es un gran aliado al organizar cualquier tipo de encuentro o evento.

¿Por qué es tan valioso? Porque con preguntas sencillas, te permite analizar a tus asistentes y por supuesto, a todos los stakeholders de tu evento en un proceso muy simple.

El mapa de empatía se compone principalmente de 4 cuadrantes:

  • ¿Qué ve?

  • ¿Qué escucha?

  • ¿Qué piensa y siente?

  • ¿Qué dice y hace?

 

Y si queremos realizar un mapa de empatía completo, tenemos dos cuadrantes extras que te acabarán de dar los últimos detalles: ¿Cuáles son sus esfuerzos? ¿Cuáles son los resultados?

Esta sencilla herramienta se puede utilizar en muchos procesos a nivel laboral, puesto que, antes de diseñar, prototipar o pensar nuevas acciones, es imprescindible conocer a la persona que va a estar detrás. La que lo va a recibir con sus ojos y su visión y que, por supuesto, es diferente a la nuestra. Por este motivo es imprescindible que te pongas sus zapatos y empieces a analizar antes de empezar a diseñar.

 

 

Antes de que empieces a analizar el mapa de empatía, recomendamos que tengas en cuenta lo siguiente:

  • Debe ser un proceso de pensamiento rápido para cada cuadrante.

  • Es una acción que se realiza con post-its, puesto que son de gran ayuda para la rapidez. Si realizas el mapa físico utiliza post-its de colores (en función de los participantes) y si lo haces de forma digital, herramientas como Mural, Miro o Stormboard, te ayudarán a cubrir de post-its tu mapa.

  • Todas las personas que vayan a participar en el proceso deben hacerlo a la vez y trabajar en el mismo cuadrante hasta que finalice el tiempo.


Una vez analizado el mapa de empatía y todos sus cuadrantes, la información que obtendrás es muy valiosa. Son la base para empezar a organizar y diseñar el evento, que por supuesto, deberá guiarse por las respuestas recogidas.

Es importante conocer a todos los stakeholders de tu evento, pero por supuesto, es también imprescindible conocer a tu público y poder ofrecerles lo que necesitan, lo que quieren y esperan con tu evento, para que sea un éxito.

 

Oh! Cookies! Sí, y únicamente nos ayudan a saber que estamos ofreciendo la mejor experiencia para ti en nuestra web. Si sigues aquí, entendemos que las aceptas así como nuestra política de privacidad.