el ARTE de diseñar eventos rentables

Cómo mejorar la comunicación interna a través de los eventos

Uno de los grandes retos, en pequeñas y grandes empresas. ¿Cómo conseguir una buena comunicación interna sostenible para la empresa y que enamore a los empleados?

La desinformación es uno de los factores que provocan la desmotivación y consecuentemente la productividad.

Más allá de los emails o las newsletters, de las conocidas dailys, los eventos también te pueden ayudar a mantener una buena comunicación con tus empleados.

¿Para qué queremos tener una buena comunicación interna?

  • Para conseguir un equipo cohesionado, productivo y motivado
  • Y que transmita un mensaje potente y alineado con el resto de la empresa

Y ahora, vamos a ver cómo los eventos te pueden ayudar.

Como empresa, puedes organizar eventos:

  1. Orientados al público externo (para presentar tu producto, conseguir visibilidad…)
  2. O al público interno (empleados,  colaboradores…) 

Una vez sabes que quieres revisar tu comunicación interna, te recomiendo empezar por:

  1. Listar todas las comunicaciones internas actuales (Ejemplo. Objetivos mensuales y anuales, celebraciones de empresa, nuevos clientes, nuevos trabajadores…)
  2. ¿Por qué canales se realizan? (Ejemplo. Email, chat de empresa, reuniones online…)
  3. ¿En qué puntos hay una desinformación o los mensajes no están alineados? (Seguro que hay algo que se ha escapado… ¡incluso puedes preguntar a los empleados!)

Una vez tengamos definidas las comunicaciones que hay, las que debería haber (para mejorar el funcionamiento), es importante valorar qué canal y formato es el mejor para cada comunicación.

01. 

Si necesitas alinear objetivos y expectativas, compartir novedades y celebrar éxitos…

Evita los comunicados aburridos y emails repetitivos. Haz que un evento mensual o trimestral de carácter informativo se convierta en toda una experiencia.

¿Qué deberías comunicar en ese evento?

Revisión de objetivos y alineación de expectativas, análisis mensual, resolución de dificultades y problemas entre equipos, planteamiento de futuros retos como empresa…

¿Qué características debe tener?

Encuentro ameno, corto y conciso, informativo pero intentando que sea participativo y contando con diferentes personas como speakers para dar dinamismo.

02. 

En cambio, si lo que necesitas es mejorar la relación de los equipos y departamentos, identificar los diferentes perfiles que hay en cada uno de ellos (el líder, el creativo, el operativo…), puedes organizar jornadas por departamentos centradas únicamente en eso: mejorar la cohesión y trabajo del grupo.

¿Cada cuánto necesitan los equipos tener este tipo de jornadas? Depende de tu empresa y de la cohesión que haya entre ellos. Un encuentro trimestral o semestral, sería ideal.

Conseguirán conocerse entre ellos, encontrar las fortalezas y debilidades de cada uno  y ser conscientes del poder que tienen como equipo.

03. 

Si lo que necesitas es dar la bienvenida a nuevos integrantes…

Aprovecha los encuentros más informales, tipo afterworks o desayunos, para dar la bienvenida, más allá de crear un buen onboarding con toda la información necesaria de la empresa.

Crea dinámicas para que conozcan al resto del equipo e identifica a esas personas que les pueden ayudar los primeros meses.

04.

Y si lo que necesitas es mantener la motivación año tras año  y celebrar, junto con toda la empresa los éxitos conseguidos, tenemos los eventos de verano o Navidad, que se repiten año tras año con formatos similares.

¿Ya organizas este tipo de eventos? Suelen ser lúdicos la mayor parte de tiempo, para aumentar la motivación, crear equipo y mejorar la relación entre los trabajadores  y los diferentes niveles jerárquicos.

Los viajes de incentivo entrarían también en este bloque.
Más allá de estos tipos de eventos, recuerda que las reuniones diarias, semanales o mensuales pueden ser un gran motor de motivación e información, siempre y cuando estén bien estructuradas. En este artículo te hablaba de cómo tener reuniones más productivas, y en este específicamente del mundo online.

Si recapitulamos lo comentado al principio…

Recuerda:

  1. Lista las comunicaciones que necesitas en la empresa
  2. Plantea cuál es el mejor canal o formato para hacerlo
  3. Crea un calendario de acciones y eventos internos para comprobar que la comunicación es fluida, constante y hay una variedad de canales

¿Qué debes tener en cuenta?

  • La información es poder. Todos los empleados deberían estar informados de la situación y decisiones de la empresa que les puedan afectar (debemos evitar “los chismorreos de pasillo”).
  • Una buena comunicación interna genera un ambiente de confianza, tranquilo y relajado. Y a su vez, un equipo cohesionado.

 

¿Empezamos?

 

Oh! Cookies! 🍪 Nos ayudan a mejorar la experiencia de usuario y a crear mejor contenido adaptado a lo que tú necesitas. ¿las aceptas? Si no te marchas, entendemos que sí, así como nuestra política de privacidad.